Club 12enPunto: Donde dejé mi alma, de Jérôme Ferrari

Donde dejé mi almaEl punto de partida es la relación entre dos hombres de culturas distintas, el capitán Degorce y el jefe del ejército rebelde, Tarik Hadj Nacer, «Tahar». Degorce es un personaje complejo y contradictorio. A través del horror, llega a descubrirse tal y como es, y sufre por esa «verdad» deslumbradora. Por otro lado, el teniente Andreani no comprende la admiración de su capitán hacia quien, para él, no es más que un simple terrorista.
Inmersos en un ambiente cuartelario, lejos de sus hogares, los personajes aceptan la violencia cuando para ellos se convierte en una necesidad.

Jérôme Ferrari (París, 1968)  Prolífico escritor de origen corso que ha trabajado como profesor de filosofía en Argelia, Córcega y Abu Dabi. A lo largo de su carrera ha sido premiado  con el Premio Goncourt 2012, Grand Prix Poncetton y Premio Roman France Télévisions. Como todo gran escritor, sus obras profundizan en la condición humana y plantean conflictos morales sin buscar referentes en los tópicos culturales o los clichés.

Fuente: Demipage

Club RatoporLibro: Donde dejé mi alma, de Jérôme Ferrari

Donde dejé mi almaEl punto de partida es la relación entre dos hombres de culturas distintas, el capitán Degorce y el jefe del ejército rebelde, Tarik Hadj Nacer, «Tahar». Degorce es un personaje complejo y contradictorio. A través del horror, llega a descubrirse tal y como es, y sufre por esa «verdad» deslumbradora. Por otro lado, el teniente Andreani no comprende la admiración de su capitán hacia quien, para él, no es más que un simple terrorista.
Inmersos en un ambiente cuartelario, lejos de sus hogares, los personajes aceptan la violencia cuando para ellos se convierte en una necesidad.

Jérôme Ferrari (París, 1968)  Prolífico escritor de origen corso que ha trabajado como profesor de filosofía en Argelia, Córcega y Abu Dabi. A lo largo de su carrera ha sido premiado  con el Premio Goncourt 2012, Grand Prix Poncetton y Premio Roman France Télévisions. Como todo gran escritor, sus obras profundizan en la condición humana y plantean conflictos morales sin buscar referentes en los tópicos culturales o los clichés.

Fuente: Demipage