Club Pucelee: La inteligencia fracasada, de José Antonio Marina

¿Por qué nos equivocamos tanto? ¿Por qué nos empeñamos en amargarnos la existencia?¿Por qué las personas inteligentes hacen cosas tan estúpidas?¿Por qué tropezamos cien veces en la misma piedra?. El autor desaloja a la inteligencia de su trono platónico, donde se dedicaba a las puras tareas de la razón pura, a encajes de bolillos cartesianos, para sumergirla en la vida diaria,  en los laberintos palpitantes del corazón, en la impura razón práctica. El gran objetivo de la inteligencia es la felicidad y, por ello, todos sus fracasos tienen que ver con la desdicha. En esta obra se hace por primera vez una taxonomía de la inteligencia fracasada, una herborización de los mecanismos de la estupidez. Hay fracasos cognitivos y afectivos, lenguajes fracasados y fracasos de la voluntad, hay fracasos personales y políticos. El fanatismo, el desamor, la incomprensión de las parejas, las múltiples adicciones, la injusticia, la rutina, los pantanos del miedo y la sumisión, los heroísmos criminales, la ferocidad glorificada, son derrotas de la inteligencia

José Antonio Marina (Toledo, 1939-) es un filósofo, ensayista y pedagogo español.es catedrático excedente de filosofía en el instituto madrileño de La Cabrera, Doctor Honoris Causa por la Universidad Politécnica de Valencia, además de conferenciante y floricultor. Estudió filosofía en la Universidad Complutense de Madrid. Su labor investigadora se ha centrado en el estudio de la inteligencia y en especial de los mecanismos de la creatividad artística. Ha recibid por su obra Elogio y refutación del ingenio, el Premio Anagrama de Ensayo 1992 y el Nacional de Ensayo 1993.

Otras obras:

  • Teoría de la inteligencia creadora
  • Ética para náufragos
  • El laberinto sentimental
  • La selva del lenguaje
  • Diccionario de los sentimientos (con Marisa López Penas)
  • Crónicas de la ultramodernidad
Anuncios

Club Pucelee: El ruido de las cosas al caer, de Juan Gabriel Vásquez

Tan pronto conoce a Ricardo Laverde, el joven Antonio Yammara comprende que en el pasado de su nuevo amigo hay un secreto, o quizá varios, Su atracción por la misteriosa vida de Laverde, nacida al hilo de sus encuentros en un billar, se transforma en verdadera obsesión el día en que éste es asesinado.

Convencido de que resolver el enigma de Laverde le señalará un camino en su encrucijada vital, Yammara emprende una investigación que se remonta a los primeros años setenta, cuando una generación de jóvenes idealistas fue testigo del nacimiento de un negocio que acabaría por llevar a Colombia -y al mundo- al borde del abismo. Años después, la exótica fuga de un hipopótamo, último vestigio del imposible zoológico con el que Pablo Escobar exhibía su poder, es la chispa que lleva a Yammara a contar su historia y la de Ricardo Laverde, tratando de averiguar cómo el negocio del narcotráfico marcó la vida privada de quienes nacieron de él.

Juan Gabriel Vásquez (Bogotá, 1973) estudió Derecho en su ciudad natal, en la Universidad del Rosario, y después de graduarse, partió a Francia, donde se instaló en París (1996-99). Allí, en La Sorbona se doctoró en Literatura Latinoamericana. Actualmente vive en Bogotá (Colombia).

Aunque reconoce su deuda con Gabriel García Márquez, su obra es una reacción al realismo mágico. Vásquez, que colabora en diversas revistas y suplementos culturales, también escribe ensayos y es columnista semanal del periódico colombiano El Espectador. Ha tenido éxito de crítica y han sido distinguido con diversos premios por sus obras (Premio Alfaguara 2011, Con el ruido de las cosas al caer). Sus relatos han aparecido en antologías de diferentes países y sus novelas han sido traducidas a varios idiomas. Además, él mismo ha traducido obras de John Hersey, Victor Hugo y E. M. Forster, entre otros.

Otras obras:

  • Los amantes de Todos Los Santos
  • Los informantes
  • Historia secreta de Costaguana

Club Pucelee: La analfabeta que era un genio con los números, de Jonas Jonasson

Después del éxito mundial de El abuelo que saltó por la ventana y se largó, Jonas Jonasson vuelve a deleitarnos con una novela tan desenfadada como llena de sorpresas. Con su fecunda imaginación y su sentido del humor surrealista e irreverente, que no deja títere con cabeza, Jonasson ha ideado una historia trepidante que arremete contra la hipocresía de la clase política al tiempo que ilumina la cara oculta de la historia oficial.

En esta ocasión, la improbable heroína tiene su origen en el barrio de Soweto, el tristemente célebre gueto de Johannesburgo. Corren los años setenta, en pleno auge del apartheid, cuando Nombeko Mayeki, condenada a una vida de infortunios y con altas probabilidades de que ésta acabe a una edad temprana ante la indiferencia de sus semejantes, encuentra un resquicio para escapar de su aciago futuro. Dotada de un intelecto fuera de serie, e impulsada por la fuerza de un destino que ejecuta las piruetas más extrañas, el azar propulsa a Nombeko lejos de su entorno de miseria y la encarrila en un asombroso viaje en el que se topará con personajes de toda índole, desde un falso especialista en física nuclear y un par de agentes del Mossad con sed de venganza, hasta un rey de Suecia con rostro humano y una joven antisistema en permanente estado de ebullición. Así, la genial Nombeko recorrerá un insólito itinerario, repleto de emocionantes peripecias, hasta convertirse en una mujer clave para la supervivencia de la humanidad y, a la postre, descubrir su lugar en el mundo en las frías tierras escandinavas, un sitio con el que jamás se habría atrevido a soñar

Jonas Jonasson (Växjö, Suecia, 1962), tras una larga carrera como periodista, consultor de medios y productor de televisión, decidió empezar una nueva vida y redactar la novela que llevaba años queriendo escribir. Se instaló, entonces, en Ponte Tresa, un pueblecito junto al lago de Lugano, en Suiza, donde escribió El abuelo que saltó por la ventana y se largó, que ganó el Premio de los Libreros en Suecia, se tradujo a treinta y cinco idiomas y ha vendido seis millones de ejemplares. En la actualidad, Jonasson vive en Suecia, en una pequeña isla en el mar Báltico.