Club mesAmes: Algo alrededor de tu cuello, Chimamanda Ngozi Adichie

“Gracias a autores como Chinua Achebe y Camara Laye mi percepción mental de la literatura cambió. Me dí cuenta que personas como yo, niñas con piel color chocolate, cuyo cabello rizado no se podía atar en colas de caballo, también podían existir en la literatura. Comencé a escribir sobre cosas que reconocía”

Esta colección de relatos de esta escritora nigeriana nos trae historias de personas muy lejanas geográficamente y a la vez muy cercanas a  nosotros en sus sentimientos y situaciones. Chimamanda habla de África más allá de los estereotipos, de mujeres que sufren, de emigrantes que encuentran su identidad lejos de su país, del choque de la modernidad y la tradición, el peso de la familia y los sueños de las nuevas generaciones.

Chimamanda Ngozi Adichie (Nigeria  1977). Pasó su infancia en la ciudad de Nsukka, sede de la Universidad de Nigeria, en una casa que anteriormente había sido habitada por el célebre escritor nigeriano Chinua Achebe. A la edad de diecinueve años se trasladó a Estados Unidos con una beca de dos años para estudiar Comunicación y Ciencias Políticas en la Universidad de Drexel, en Filadelfia. Posteriormente continuó sus estudios en la Universidad Estatal del Este de Connecticut, donde se graduó en 2001. Más adelante ha llevado a cabo estudios de escritura creativa en la Universidad John Hopkins de Baltimore, y un máster de estudios africanos en la Universidad de Yale. En 2003, mientras se encontraba estudiando en Connecticut, publicó su primera novela, La flor púrpura (2005), que fue muy bien recibida por la crítica y recibió el Commonwealth Writers’ Prize for Best First Book. Su segunda novela, Medio sol amarillo (2007), alabada, entre otros, por el escritor nigeriano Chinua Achebe, fue galardonada con el Orange Prize for Fiction. También es autora del libro de relatos Algo alrededor de tu cuello (2011). Su última novela, Americanah, ya había sido galardonada con el Chicago Tribune Heartland Prize 2013. En 2015 se publica Todos deberíamos ser feministas.

Anuncios