Club Marcapáginas: Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin

Con un inigualable toque de humor y melancolía, Berlin se hace eco de su vida, asombrosa y convulsa, para crear verdaderos milagros literarios con episodios del día a día. Las mujeres de sus relatos están desorientadas, pero al mismo tiempos son fuertes, inteligentes y, sobre todo, extraordinariamente reales, Ríen, lloran, aman, beben: sobreviven. Manual para mujeres de la limpieza es una exhaustiva selección de sus mejores relatos.

Lucia Berlin (Alaska, 1936-Los Ángeles, 2004) publicó sus primeros relatos con 24 años en The Atlantic Monthly y en la revista The Noble Savage. Escribió de manera esporádica hasta los años 80 y tras la insistencia del poeta Ed Dorn, decidió publicar su primer volumen de relatos Angels Laundromat. Sus historias se inspiran en sus propios recuerdos: su infancia en distintas poblaciones mineras de Idaho, Kentucky y Montana, su adolescencia glamurosa en Santiago de Chile, sus estancias en El Paso, Nueva York, México o California, sus tres fallidos matrimonios, su alcoholismo o los distintos puestos de trabajo que desempeñó para poder mantener a sus cuatro hijos: telefonista, enfermera, limpiadora, profesora de escritura en diferentes universidades y en una cárcel. Falleció el día de su cumpleaños.

Club Marcapáginas: El olvido que seremos, de Héctor Abad Faciolince

El olvido que seremos es la reconstrucción amorosa y paciente de un personaje; está lleno de sonrisas y canta el placer de vivir, pero muestra también la tristeza y la rabia que provoca la muerte de un ser excepcional.

Héctor Abad Faciolince (1958-). Escritor, editor, traductor y periodista colombiano nacido en Medellín. Emprendió estudios de medicina, filosofía y periodismo  que no terminó.  Fue expulsado de la universidad y finalmente estudió lenguas y literaturas modernas en la Universidad de Turín. Después del asesinato de su padre tuvo que exiliarse en Europa. Comenzó su exitosa y variada carrera literaria muy joven. Recibió su primer galardón literario a los 20 años. Forma parte, junto con Santiago Gamboa, Jorge Franco, Laura Restrepo y otros, de la nueva generación de autores colombianos que surgió después del boom del realismo mágico.

Su obra se caracteriza por el papel del  narrador y el acto de la narración, la intensidad de sus historias y el fiel y descarnado retrato que ofrece de la sociedad colombiana

Club Marcapáginas: Los asquerosos, de Santiago Lorenzo

Manuel, un joven madrileño que sobrevive con trabajos precarios y muy pocas relaciones sociales, se ve obligado un día a abandonar la ciudad y a huir debido a un encontronazo con un policía antidisturbios al que cree haber matado en defensa propia. Aconsejado por su tío se refugia en un pueblo abandonado sobreviviendo con lo mínimo. El único contacto con el mundo será a través de las llamadas telefónicas que le hace y él será el narrador de la historia. Veremos cómo Manuel, sin dinero y sin ninguna comodidad, no echa de menos nada de lo vivido anteriormente, no necesita apenas nada de lo adquirible en una tienda; le sobra todo y esta carencia será su mayor patrimonio. En su cuarta novela, Santiago Lorenzo  nos cuenta cómo esa eutanasia social autoaplicada no necesita dinero, ni gente, ni afecto, ni reconocimientos, ni ánimos, ni amores. Transcurren las semanas y no hay crisis, depresión, ansiedad, aburrimiento ni inquietud por no ver absolutamente a nadie. Será el primer sitio en el que se encuentre realmente bien en su vida, cada día se siente más feliz. Para su desgracia, un día todo cambia con la llegada al pueblo de unos domingueros bulliciosos que se instalan en la casa de al lado, “los mochufas“. Las descripciones de estos personajes y de sus comportamientos están llenos de un humor muy cercano a la realidad. “De viernes a domingo, preñaban el campo de olor a cosmética. Abrían una ventana y apestaba a gel, a leches, a gilifrascos, a cadena de perfumerías, a hipermercado de fetideces. A champú, a acondicionador, a espuma fijadora, a tomadura de pelo. Muchos tendían a vestir como si fueran a la jungla de Sumatra, dril, caqui, verde oliva y mucho bolsillos. Los críos eran constantemente hiperfelicitados por cualquier parida, con un «¡Bieeeen!» que se oía a todas horas El autor hace una crítica social cargada de ironía, hablando de la despoblación de las zonas rurales, del consumismo, de la vida sencilla y de la soledad. Lo hace con un vocabulario a veces rebuscado y otras inventado.

Club Marcapáginas: La primera mano que sostuvo la mía, de Maggie O’Farrel

Cansada de someterse a la voluntad de sus padres, Lexie Sinclair decide abandonar la casa familiar en el campo e instalarse en Londres. Allí conoce a Innes Kent, el editor de una revista de arte que la introducirá en los ambientes bohemios del Soho de mediados de los años cincuenta, y empezará una vida completamente distinta a la que estaba prevista para ella. Años más tarde, en el Londres actual, la maternidad ha trastocado la vida de Elina: un día se olvida de los zapatos al salir de casa y al otro es incapaz de recordar el día del parto. Mientras, Ted, el padre de su hijo, se va encerrando en sí mismo y empieza a recordar episodios de su infancia que había olvidado.

Con su habitual pericia narrativa, Maggie O’Farrell entrelaza la vida de dos mujeres separadas por varias décadas: el arte, el amor, la traición, los secretos y la maternidad establecen extraños paralelismos entre ellas. Novela galardonada con el premio de novela Costa

Maggie O’Farrell (Irlanda del Norte, 1972). Creció en Gales, Escocia, y a los ocho años sufrió una encefalitis que le hizo perder un año escolar. Esta experiencia se vio reflejada en varias de sus novelas. Estudió Literatura Inglesa en el Murray Edwards College. Ha trabajado como periodista en Hong Kong y también como redactora literaria en The Independent. Por otra parte, impartió clases de Escritura Creativa en la Universidad de Warwick y en el Goldsmith’s College.

Otras obras:

  • La extraña desaparición de Esme Lennox
  • Instrucciones para una ola de calor
  • Tiene que ser aquí

Club Marcapáginas: La España vacía, de Sergio del Molino

Un viaje histórico, biográfico y sentimental por un país deshabitado dentro de España. En solo veinte años, entre 1950 y 1970, el campo español se vació. Las consecuencias de este éxodo marcan el carácter de la España de hoy. Un ensayo emocionante y necesario sobre las raíces de un desequilibrio que hace tanto daño a la ciudad como al campo. Un viaje a los pueblos de la España vacía y un análisis de la literatura, el cine y la historia que los relata. Hay que viajar muy al norte, hasta Escandinavia, para encontrar en Europa unas densidades de población tan bajas como las de la España vacía.

Sergio del Molino (Madrid, 1979) es un escritor y periodista español, conocido fundamentalmente por la novela La hora violeta, donde narra la enfermedad y muerte de su hijo Pablo. La obra obtuvo en 2013 el Premio “El Ojo Crítico” de Narrativa de RNE y, el mismo año, el XXXV Premio Tigre Juan, ex aequo con la obra de Marta Sanz Daniela Astor y la caja negra. Desde su debut literario, en 2009, ha publicado la colección de relatos Malas influencias, una antología de sus textos periodísticos más personales, El restaurante favorito de Nina Hagen y el ensayo literario Soldados en el jardín de la paz. En 2012 publicó su primera novela, No habrá más enemigo y en 2014 Lo que a nadie le importa, que anticipa en clave narrativa algunos temas que aparecen en La España vacía, su primer gran ensayo. Con Lugares fuera de sitio ha obtenido el premio Espasa 2018