Club Río de Libros: La maravillosa vida breve de Óscar Wao, de Junot Díaz

La vida nunca ha sido fácil para Óscar Wao, un dominicano dulce, obeso y desastroso que vive con su madre y su hermana disfuncional en un gueto de Nueva Jersey. Óscar sueña con convertirse en un J.R.R. Tolkien dominicano y, por encima de todo, sueña con encontrar el amor de su vida. Pero puede que Óscar nunca alcance sus metas debido a una extraña maldición que ha estado en su familia por generaciones, enviando a los Wao a prisión, predisponiéndolos a accidentes trágicos, y ante todo al desamor. Después del éxito internacional de Los Boys, el escritor dominicano nos lleva a conocer su agitada vida, así como la de su extensa familia, recreando con humor la experiencia de los dominicanos en Estados Unidos y la capacidad de perseverar en medio del desengaño amoroso y la pérdida.

Junot Díaz (Santo Domingo, 31 de diciembre de 1968) es un escritor de nacionalidad estadounidense-dominicana, ganador del premio Pulitzer 2008 por La maravillosa vida breve de Óscar Wao. Es profesor de escritura creativa en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y editor de la revista Boston Review,

Club de literatura africana Umoya: Necesitamos nombres nuevos de Noviolet Bulawayo

Finalista de los premios Man Booker y Guardian First Book, y galardonada con numerosas distinciones de todo tipo—entre las cuales destacan el Caine de literatura africana, el PEN/Hemingway y el Art Seidenbaum—, NoViolet Bulawayo agitó los círculos literarios de Estados Unidos con esta primera novela sobre la capacidad ilimitada de las personas para afrontar las mayores adversidades y salir fortalecidas de la experiencia. Dueña de una prosa en la que reverberan las voces, la cadencia y la intensidad de los contadores de cuentos que marcaron su infancia en la recién creada República de Zimbabue, la crítica resaltó sus extraordinarias dotes de narradora, en especial una inusitada franqueza que seduce y conmueve a la vez. La historia arranca en un barrio de chabolas llamado Paraíso, donde Darling, a sus diez años, se mueve junto a sus amigos con la frescura y la osadía propias de la edad. Ya sea robando guayabas en Budapest, el rico vecindario cercano, o imitando destellos de la cultura pop captados fugazmente en el televisor, la vida es un juego extraño y fascinante en el que los momentos de felicidad inocente se confunden con la crudeza del entorno. Sin embargo, sobre ellos se cierne la sombra de un «antes» tenebroso: antes de que la policía destruyera sus casas, antes de que cerrasen los colegios, antes de que …

Noviolet Bulawayo, seudónimo de Elizabeth Zandile Tshele, (Zimbabue, 1981). Afincada en Estados Unidos desde los dieciocho años​, completó allí su educación universitaria, con licenciatura y máster en inglés. es profesora profesora del Departamento de inglés de la Universidad de Cornell y su trabajo ha sido reconocido con una beca Truman Capote. En 2011 ganó el Premio Caine con su cuento Hitting Budapest​ publicado en el número de noviembre/diciembre de 2010 de la revista Boston Review​ y que se convirtió en el capítulo inicial de su primera novela, Necesitamos nombres nuevos. La obra fue incluida en la lista de finalistas del Premio Man Booker 2013,​ convirtiendo a Bulawayo en la primera mujer negra africana y en la primera zimbauense en ser seleccionada para el premio

Club RatoporLibro: Cumbres borrascosas, de Emily Brontë

La poderosa y hosca figura del atormentado Heathcliff domina Cumbres borrascosas, novela apasionada y tempestuosa cuya sensibilidad se adelantó a su tiempo. Los brumosos y sombríos páramos de Yorkshire son el singular escenario donde se desarrolla con fuerza arrebatadora esta historia de venganza y odio, de pasiones desatadas y amores desesperados que van más allá de la muerte y hacen de ella una de las obras más singulares y atractivas de todos los tiempos

Emily Jane Brontë (Yorkshire, Inglaterra, 1818-Haworth, Inglaterra,1848) llevó su breve vida de forma discreta y amoldada a las convenciones de su tiempo. Cumbres borrascosas, su única y espléndida obra narrativa, que fue publicada bajo el seudónimo masculino de Ellis Bell para sortear así las dificultades que tenían las mujeres del siglo XIX en el reconocimiento de su trabajo literario, nació como producto de un propósito común, acordado con sus dos hermanas – Charlote y Anne- de escribir una novela cada una. Las tres escribieron novelas con protagonistas femeninas independientes, valientes e inteligentes, que vivían historias de amor muy apasionadas.

Club Pucelee: Fiesta en el jardín, de Katherine Mansfield

Durante los preparativos de la fiesta de los Sheridan, Laura, la hija menor, se entera de la muerte de un vecino, un carretero apellidado Scott. La muchacha da por hecho que su madre anulará la fiesta como muestra de respeto al duelo. «¿Suspender la fiesta en el jardín? Laura, guapita, no digas ridiculeces. Nadie espera que la suspendamos. Noseas extravagante». Esa es la respuesta que obtiene. Ante lo que Mansfield escribe: «Aquello sí que era grotesco». Esa estupefacción y este cuento condensan la esencia de una de las autoras más modernas de la literatura anglosajona.

Katherine Mansfield es el pseudónimo que usó Kathleen Beauchamp (Nueva Zelanda, 1888 – Francia, 1923). Realizó estudios universitarios en el Queen’s College de Oxford. Allí conocerá a su novia, también escritora, Ida Baker. En 1908, sueña con dedicarse profesionalmente a la música, pero su padre no se lo permite. Rápidamente se convierte en una bohemia, como muchos artistas de su época, y conoce a un chico llamado Garnet Trowell, del que se queda embarazada. Se casa precipitadamente con profesor de canto, pero lo abandona la noche de bodas. Su madre se la lleva a  Bad Wörishofen, en Baviera, con la intención de ocultar su embarazo y su lesbianismo. Al perder el bebé que esperaba, vuelve a Londres y publica 12 historias en “New Age”, posteriormente, estas se recopilarán en un libro con el título de “En una pensión alemana“, con poco éxito.  En 1911 empieza una relación con el editor John Middleton Murry, con quien se casará, compartiendo la relación con Ida Baker .La muerte de su hermano la deja muy afectada, por lo que empieza a refugiarse en sus recuerdos de la infancia, cuando vivía en Nueva Zelanda. En diciembre de 1917, enferma de tuberculosis, por lo que empieza a viajar por toda Europa buscando una cura para la enfermedad. A pesar de esa búsqueda sucumbirá a la enfermedad en 1923-

Otros títulos:

  • En una pensión alemana
  • Preludio
  • Por favor
  • Fiesta en el jardín
  • El canto del cisne
  • Algo infantil
  • Diario de Katherine Mansfield
  • Cartas de Katherine Mansfield

Club Leer y vivir: La metamorfosis de Franz Kafka

«Al despertar Gregorio Samsa una mañana, tras un sueño intranquilo, se encontró en su cama convertido en un monstruoso insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, al levantar un poco la cabeza veía un vientre abombado, parduzco, dividido por partes duras en forma de arco, sobre cuya protuberancia apenas podía mantenerse el cobertor, a punto ya de resbalar al suelo. Sus muchas patas, ridículamente pequeñas en comparación con el resto de su tamaño, le vibraban desamparadas ante los ojos.» Tal es el abrupto comienzo que nos sitúa de raíz bajo unas reglas distintas, de La metamorfosis, sin duda alguna la obra de Franz Kafka que ha alcanzado mayor celebridad. Escrito en 1912 y publicado en 1916, este relato es considerado una de las obras maestras del siglo XX por sus innegables rasgos precursores y el caudal de ideas e interpretaciones que desde siempre ha suscitado. 

Franz Kafka (Praga, 1883 – Kierling, 1924) fue un escritor  judío nacido en Praga que escribió en alemán. Cursó estudios de Derecho en la Universidad de Praga y trabajó en una compañía de seguros; un empleo que le permitió dedicarse a escribir y fue una fuente de temas para su obra, hasta que la tuberculosis le obligó a dejarlo. Las narraciones de Kafka son parábolas de turbadora riqueza simbólica, protagonizadas por antihéroes extraviados en un mundo incomprensible. Reflejan una realidad en apariencia reconocible y cotidiana, pero sometida a inquietantes mutaciones que sumergen al lector en una opresiva y asfixiante pesadilla. Sus personajes, significativamente designados con una inicial, son zarandeados y amenazados por instancias ocultas. Tan singular es la opresiva atmósfera que emana de sus más características narraciones, que incluso la lengua común ha incorporado el adjetivo kafkiano para referirse a una situación particularmente absurda y angustiosa.

Otras obras:

Contemplación (1913)

La condena (1913)

El fogonero (1913)

En la colonia penitenciaria (1919)

Un médico rural (1919)