Club Río de Libros: Emigrantes, de Shaun Tan

Una novela gráfica silenciosa, donde a través de imágenes, se nos cuenta la historia de un emigrante anónimo que deja su país natal en penosas circunstancias, cruza un océano hasta una nueva ciudad imaginaria y aprende cómo vivir en ella.

Se trata de un homenaje a todos los emigrantes, refugiados y desplazados.

 El festival de cómic de Angoulême premió esta novela gráfica como mejor álbum del año 2007.

Shaun Tan (Fremantle, Australia, 1974). Autor e ilustrador de La cosa perdida (2005) y  de El árbol rojo (2005), ambos galardonados con numerosos premios internacionales y con una mención de honor en el premio Bologna Ragazzi. Otros libros ilustrados por Shaun, Emigrantes (2007), Cuentos de la periferia (2008) por el que ganó el premio Angoulême al mejor libro, Los conejos (2009), de John Marsden (Libro ilustrado del año de la CBCA), y dos más con Gary Crew: Memorial (un libro de honor de la CBCA) y The Viewer (ganador del premio Crichton de ilustración). En 2001, Shaun  recibió el World Fantasy Best Artist Award por el conjunto de su obra. Y en 2011 gana el Premio de Memorial de Astrid Lindgren.

Anuncios

Club RatoporLibro: Nada, de Carmen Laforet

Novela en forma autobiográfica cuya acción transcurre en los primeros años de posguerra. La protagonista, Andrea, abandona su pueblo a los dieciocho años y va a estudiar a Barcelona, donde se aloja en casa de sus parientes. Al principio la familia, a la que apenas conoce, despierta en ella una fuerte curiosidad y hasta simpatía, pero pronto descubre que se trata de un grupo de desequilibrados a los que las experiencias de la guerra y la difícil situación en la que les ha tocado vivir.

Carmen Laforet  nació en Barcelona en 1921. Con dos años de edad se trasladó con su familia a las islas Canarias. A los dieciocho años, una vez finalizados los estudios de bachiller, decidió regresar a Barcelona para estudiar las carreras de Filosofía y Letras y Derecho que no acabó. En 1944 con su primer libro, Nada, obtuvo el Premio Nadal en su primera convocatoria. Ganó también el Premio Fastenrath de la Real Academia Española en 1948. La publicación de Nada supuso uno de los hitos fundamentales de la reciente historia de la literatura española.

Club de literatura africana Umoya: El edificio Yacobian, de Alaa Al Aswany

Construido en 1930, el edificio Yacobián está situado en pleno centro comercial de El Cairo. Anteriormente inmueble lujoso para los ricos residentes de la zona, ha entrado en proceso de decadencia a lo largo de los años. Por la novela vemos desfilar a los habitantes, variopintos de este edificio: un miembro de la vieja aristocracia, un ingeniero de más de sesenta años que mantiene su piso para los encuentros con sus amanes, o un corrupto político y uno de los hombres más ricos de la ciudad.

Por otro lado, las pequeñas buhardillas están ocupadas por trabajadores y familias muy pobres, como la bella Busayna, que acaba de perder a su padre y tiene que buscar un trabajo para sostener a su familia. Su novio, el hijo del portero, es un joven demasiado inteligente para su estatus y, desilusionado con el rumbo que toma su vida, contacta con un grupo radical.

Alaa Al Aswany entrelaza mágicamente la vida de unos seres humanos con sus pasiones y debilidades, y refleja la idiosincrasia de la sociedad egipcia contemporáneo

Alaa Al Aswany (El Cairo, Egipto, 1957) es uno de los autores más conocidos de Egipto y Oriente Próximo, y ha sido comparado con el Nobel Naguib Mahfuz.  Criado en el seno de una familia intelectual, de padre escritor, Abbas al-Aswani, fallecido en 1976, cursó estudios secundarios en un instituto de lengua francesa, y posteriormente estudió cirugía dental en Estados Unidos, en la Universidad de Illinois, en Chicago. Ejerce la profesión de dentista en El Cairo. Tuvo su primera consulta en el edificio Yacobián. Desde temprana edad se ha dedicado a la escritura y ha publicado novelas y cuentos cortos; también colabora habitualmente con numerosos medios de comunicación, en los que aborda temas literarios, políticos y sociales.La obra de Alaa al-Aswani se caracteriza por un estilo realista y directo.

Otras obras:

  • Chicago
  • Egipto: Las claves de una revolución inevitable
  • Deseo de ser egipcio
  • El Automóvil Club de Egipto

Club Marcapáginas: Novelas ejemplares, de Miguel de Cervantes

Las Novelas ejemplares publicadas en 1613 constituyen, el primer ejemplo de relato corto de la literatura castellana, de acuerdo con el significado en esa época de la palabra “novela”. Entre ellas se encuentran señaladas diferencias; algunas están próximas a modelos italianos, otras suponen una notable profundización tanto psicológica y social como estilística. Su denominación de ejemplares obedece al carácter didáctico y moral que incluyen en alguna medida los relatos. Cervantes se jactaba en el prólogo de haber sido el primero en escribir en castellano este tipo de novelas al estilo italiano:

A esto se aplicó mi ingenio, por aquí me lleva mi inclinación, y más que me doy a entender, y es así, que yo soy el primero que he novelado en lengua castellana, que las muchas novelas que en ella andan impresas, todas son traducidas de lenguas extranjeras, y estas son mías propias, no imitadas ni hurtadas; mi ingenio las engendró, y las parió mi pluma, y van creciendo en los brazos de la imprenta.

Todas son pequeñas obras maestras concebidas por el genio de Cervantes.

Miguel de Cervantes Saavedra (Alcalá de Henares, 1547-Madrid, 1616), está considerado la máxima figura de la literatura española y es universalmente conocido por  El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha que muchos críticos han descrito como la primera novela moderna y una de las mejores obras de la literatura universal, además de ser el libro más editado y traducido de la historia, solo superado por la Biblia. 

Miguel de Cervantes cultivó, pero a su original modo, los géneros narrativos habituales en la segunda mitad del siglo XVI: la novela bizantina, la novela pastoril, la novela picaresca, la novela morisca, la sátira lucianesca, la miscelánea. Renovó un género, la novella, que se entendía entonces a la italiana como relato breve, exento de retórica y de mayor trascendencia.

Cervantes se afanó en ser poeta, aunque llegó a dudar de su capacidad, como él mismo dijo antes de su muerte en Viaje del Parnaso:

Yo que siempre trabajo y me desvelo / por parecer que tengo de poeta / la gracia que no quiso darme el cielo

Se han perdido o no se han identificado casi todos los versos que no estaban incluidos en sus novelas o en sus obras teatrales

Dadas sus penurias económicas, el teatro fue la gran vocación de Cervantes, quien declaró haber escrito «veinte o treinta comedias», de las cuales se conservan los títulos de diecisiete y los textos de once, sin contar ocho entremeses y algunos otros atribuidos. Sin embargo, su éxito, que lo tuvo, pues sus obras se representaron «sin ofrenda de pepinos», como dice en el prólogo a sus Ocho comedias y ocho entremeses nunca representados, fue efímero ante el exitazo de la nueva fórmula dramática de Lope de Vega, más audaz y moderna

Club 12enPunto: El gobierno de las emociones, de Victoria Camps

¿Qué lugar ocupan la vergüenza, el miedo, la compasión, la confianza o la autoestima en la formación de la personalidad moral? ¿Nos gobiernan las emociones? ¿Son positivas para el discurso político? ¿Sería ética una soberanía del sentimiento?

Victoria Camps lleva a cabo un estudio de las emociones para descubrirnos que los afectos no son contrarios a la racionalidad, sino que, por el contrario solo desde ellos se explica la motivación para actuar racionalmente. Solo un conocimiento que armonice razón y sentimiento incita a asumir responsabilidades morales.

Victoria Camps (Barcelona, 1941) es catedrática de Filosofía moral y política de la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido senadora independiente por el Partido Socialista y consejera del Consejo Audiovisual de Cataluña. Actualmente preside la Fundación Víctor Grifols i Lucas y el Comité de Bioética de España. Se considera uno de tantos filósofos herederos de José Luis López Aranguren y José Ferrater Mora. En su trabajo ha destacado por la defensa del papel de la mujer en la vida política, denunciando su exclusión de la misma; la convicción en el Estado del bienestar como un valor a defender frente a la concepción liberal que pretende reducir el Estado al mínimo; una activa defensora de la democracia participativa y de una ética que contribuya a la formación de la ciudadanía. Ha escrito diversos libros entre los que destacan: Virtudes públicas, Paradojas del individualismo, El siglo de las mujeres, La voluntad de vivir, Creer en la educación El declive de la ciudadanía.