Taller de escritura: Sesión continua

sesion continuaDedicamos nuestra última entrada del mes de junio a recordar aquellas sesiones continuas de cine de nuestra infancia o juventud. Nuestro relato de hoy nos recuerda cómo la línea entre la realidad y la ficción es fina,sutil y muy fácil de traspasar, convirtiendo a veces nuestra vida en una pesadilla digna de los mejores relatos de terror o haciéndonos protagonistas inesperados de una historia digna de una novela negra.

Sesión continua

Atravesó la calle con prisa y sin mirar. A su espalda quedaron sonidos de frenazos, voces altisonantes, pequeños golpes y gran confusión en el tráfico. No miró hacia atrás en ningún momento hasta que no se sintió a salvo. Su corazón, que instantes antes corría mas rápido que sus piernas, al fin encontró la calma. El pecho le dolía intensamente; no estaba acostumbrado a correr de esa manera. Estaba en un callejón angosto y obscuro, que le permitía no obstante, ver toda la avenida por donde había corrido preso del pánico. Fijó su espalda contra la pared, deslizándola suavemente hacia abajo doblando las rodillas; así estuvo un buen rato, hasta que recuperó el aliento y la serenidad. Nadie le seguía, la gente pasaba sin mirarle; como si fuera parte del mobiliario urbano. Sacó su pañuelo para secarse el sudor, estiró el arrugado pantalón y con un ajuste ligero de la corbata, decidió la incorporación a la avenida y confundirse con los demás transeúntes.

Empezó a pasear al ritmo marcado por la gente, con la obsesión de ir lejos, muy lejos, no tenía pensado ningún destino determinado. Andar por andar le sentaba bien. Hacía un momento se había sentido cansado, apesadumbrado, ahora ya no le dolían ni el pecho ni las piernas, aún así debía de encontrar algún sitio, la calle podía ser peligrosa.
Se detuvo delante del gran ventanal de una cafetería. No le pareció mal lugar, desde el interior podía ver a los que pasaban por la acera, aunque también él podría ser visto; ¿Y si le estaban observando desde algún lugar cercano? Decidió entrar por la puerta principal y salir inmediatamente por la de atrás; daba enfrente de un cine de sesión continua. Allí descansaría y dentro de dos horas saldría sin ningún problema.
En la taquilla, una mujer asomó la cabeza, sin quitarse el cigarrillo de los labios esperó a ver el dinero de la entrada en la repisa antes de darle el ticket. Accedió al vestíbulo del cine totalmente silencioso, salvo por el ruido de sus propios pasos en el piso de madera desgastado por el tiempo. Accedió al patio de butacas, todo estaba en penumbra, el resplandor de la pantalla le permitió divisar diez o quince cabezas que sobresalían por el respaldo de las butacas. Eligió el lado de la salida de emergencia, buscó acomodó en un lugar lejos de cualquier extraño para descansar o dormir un rato. Cerró los ojos con gusto, estiró las piernas todo lo que le permitió el pasillo trasversal del patio de butacas.

Su dormir era bastante agitado, muchas veces varió su posición abriendo los ojos de vez en cuando. No quería mirar la pantalla, pero los diálogos de los actores no le dejaban conciliar el sueño. El duermevela le sumía en un estado de ensoñación, la realidad se mezclaba con la ficción que vivían los actores. Una mujer en blanco y negro de extremo a extremo de la pantalla, paseaba nerviosa; esperaba a alguien, sin duda. La habitación estaba iluminada y él no se preguntó por qué ahora estaba en la calle, y veía con meridiana precisión todo lo que acontecía dentro de los muros de la habitación. Se acercó sigilosamente para ver el interior con más detalle. Un coche aparcó delante de la casa, la mirada de ella se desvió hacia un sobre cerrado sobre la mesa, esperó delante de la puerta de entrada. Del coche se bajó un hombre joven, y llamó decidido con unos golpes rítmicos, como si de una contraseña se tratara. Ella abrió la puerta, se dejó acariciar con apatía. El joven la miró con una sonrisa que intentaba tranquilizarla y cogiéndola las manos la atrajo hacia él besándola largamente. Se metió el sobre en el bolso. Cuando se disponía a salir oyó un ruido en el pasillo. Una silueta se deslizó hacia la calle, corrió detrás de ella. Salió, iniciándose una persecución por las calles y callejones oscuros y poco concurridos de la ciudad. Llegó un momento en que el joven perseguidor se encontró desorientado, había perdido la pista.

Aliviado, se encontró otra vez sentado de nuevo en la butaca. Ya habían pasado por lo menos dos horas y se preparó para salir del cine. Varios espectadores abandonaron la sala y otros se incorporaron a la misma. Detrás de él sintió como alguien seacomodaba en el asiento. Al principio no lo dio importancia pero un estado de desasosiego le impulsó a volver la cabeza hacia atrás. Se quedó pálido, el joven perseguidor lucía una sonrisa siniestra, en su mano izquierda una pistola con silenciador apoyaba el cañón en el respaldo de su butaca.

Autor: Manuel G. B.

Taller de escritura: Teoría

fondos-gatosSi hay un animal que triunfa en internet, ese es el gato. Las imágenes de estos felinos proliferan en las redes sociales y su mera presencia en ellas atrae automáticamente los “me gusta” de los internautas.
¿Qué se esconde bajo la mirada felina de los gatos, bajo su ronroneo y su aparente fidelidad?

Desde el Taller de escritura creativa de la Biblioteca Pública de Valladolid nos llegan algunas noticias sobre este tema que quieren compartir con todos nosotros y especialmente con todos los que tenéis un gato en casa…

Teoría: La conspiración de los gatos

En cuestión de unos años se han registrado varios casos graves de inexplicables ataques de gatos a sus dueños, de momento se ha conseguido contener un estado de alarma global encubriendo los pocos altercados que han salido en los periódicos como sucesos aislados.

Aparentemente no siguen un patrón determinado y todos los dueños reaccionan de la misma manera “sus gatos jamás les habían atacado antes, es impensable que sus gatos sean capaces de semejante comportamiento, nunca se habían mostrado violentos”. La consternación es común a todos los individuos implicados.

Ante una perspectiva tan abrumadora y con los ataques aumentando exponencialmente, el gobierno de Estados Unidos acordó en noviembre de 2009 el inicio de los trabajos de La Unidad Especializada de Investigación de Ataques Felinos compuesta por soldados de élite del ejército de Estados Unidos y prestigiosos profesionales de diversas áreas de la veterinaria, la psicología o la medicina entre otras, así como expertos en café y asesores de fenómenos paranormales. Se estableció que las conclusiones obtenidas fueran clasificadas como información de alto secreto amparadas por la ley americana.

Esta Unidad de élite ha llevado a cabo un exhaustivo y complejo entramado de operaciones que van desde incursiones en hogares para estudiar el comportamiento doméstico de los animales hasta infiltraciones en jurados de concursos de belleza felinos. La campaña de vacunación Cats In&Out, bajo el lema “Gatos, limpios por dentro y por fuera” fue una de las actividades que se llevó a cabo para tener un control de la población felina.

En un principio y bajo la sospecha inicial de que se tratase de un ataque encubierto de algún país no aliado, la Unidad realizó un íntegro proceso de control de calidad de los piensos y tarrinas para gatos del mercado, la operación se denominó Cat Power y se basaba en las fundadas sospechas de un experimento ruso por el que se inducían estados agresivos en los animales a través de la alteración de las dosis de grasa en los piensos mezclados con alguna sustancia por determinar. Esta línea de investigación tuvo que ser abandonada en mayo de 2011 coincidiendo con la presentación de un informe del Observatorio de Ataques Felinos en el que se alertaba de que los ataques estaban aumentando en número y brutalidad en todos los países, sin que se pudieran establecer diferencias políticas, sociológicas o religiosas evidentes.

En diciembre de 2012, y tras arduas negociaciones, la ONU creó el Departamento de Desarrollo de Métodos de Control y Reorganización de Comunidades Animales Domésticas para continuar las investigaciones de manera coordinada. Rusia y China se han negado a colaborar en el proyecto hasta la fecha.

Paralelamente a estas organizaciones, diversos usuarios de internet a lo largo de todo el mundo, sobre todo usuarios dueños de gatos preocupados por la situación que los medios de comunicación se afanan en encubrir como “casos aislados de ataques de gatos”, difunden diversas teorías en la red.

Enfermeros de una residencia de ancianos que utilizaba gatos terapéuticos porque sus pacientes se relajaban acariciándoles, aseguran que el pelaje de estos animales “ya no es tan suave como el de un peluche” y que los ancianos ya no disfrutan acariciándoles.
Un biólogo británico desveló en un estudio sobre la evolución felina, que los gatos, aparentemente integrados en la sociedad, estaban evolucionando a ritmos sorprendentes y sin que precediera ningún motivo adaptativo aparente, contradiciendo la Ley de Darwin de Selección Natural. Podía verificar que sus facciones eran más robustas, sus uñas retractiles habían aumentado sus dimensiones en un 21% en sólo dos generaciones, su pelo era más áspero y tosco y en algunos ejemplares de las últimas generaciones podían apreciarse cambios sustanciales como pupilas que no se redondeaban del todo aunque estuviesen a plena luz o reducciones considerables de las horas de sueño, llegando a documentar casos de gatos que únicamente dormían quince horas diarias.

Una tesis de una alumna de ingeniería ferroviaria de la Universidad de Navarra dictaminó bajo el título “La Conspiración de los Gatos” una teoría descabellada que explica como los gatos han embelesado durante siglos al hombre, con sus ronroneos, sus miradas cautivadoras, sus maullidos suplicantes y su suave pelaje. Una vez que han dominado la vida de multitud de hogares se han visto controlados por un monstruo imparable: Internet. Hartos de ser humillados y acosados en la red con infinitos millones de millones de fotos y videos de gatos que circulan en la red, están mutando hacia animales menos adorables para volver a recuperar una posición de dignidad que nunca debieron de dejar que les fuese arrebatada.

Un grupo de estudiantes de arte floral de una universidad de Tokio publicó un estudio estadístico que desvelaba que el número de fotos y videos de gatos subidos a la red era superior al de fotos y videos pornográficos.
Otro estudio de una revista de gatos finlandesa aseguraba que el 84,7% de los dueños de gatos adultos habían colgado en algún momento fotos y videos de sus gatos, esta cifra se disparaba a 97,1% cuando se trata de gatitos (gatos menores de un año) y un 15% lo había hecho alguna vez habiendo disfrazado a sus mascotas.

¿Por qué no se avisa debidamente a la población de los peligros? ¿Es seguro tener un gato en casa?

Seguiremos informando.

Autor: Anónimo

Sorteo de un lote de libros

 concursofacebook

Ya tenemos al ganador del concurso “Lee con la Biblioteca Pública de Valladolid” seleccionado por la plataforma de concursos Easypromos.

El ganador :

María Blanca Martín Simal

Premio:

– La analfabeta que era un genio con los números, Jonas Jonasson
– Los surcos del azar, de Paco Roca
– Diccionario del mundo clásico, de Simon Hornblower y Tony Spawforth.
– Leonora, de Elena Poniatowska
– El perseguidor, de Julio Cortázar

Gracias a todos los participantes.

Nos vemos en la Biblioteca