Club Cómic.

Acabamos la temporada de cómics un año más, ¡y van cinco! Este año nos hemos tenido que ajustar a los recortes. El caso es que cada vez hay más afición y más bibliotecas con clubes de lectura con los que hemos intercambiado nuestro material. Así nos han dado algunas sorpresas, ya que en ocasiones nos hemos guiado por las críticas o por la disponibilidad. Sorpresas en algún caso magníficas, como Polina, de Bastien Vivès, al menos por lo que a mí respecta; otras un poco decepcionantes (quizá al volver a leer al coreano Byung-Jun nos parezca otra cosa).

Hubo algunos cambios en el club: Epi se nos fue a Salamanca a dibujar; Benito anda muy liado con la prensa y con su blog Tiempoflamenco; Montse nos dejó para irse al campo y Ángeles tampoco ha podido asistir. Les hemos echado de menos, pero hubo nuevas incorporaciones: Luis Miguel, Jaime, Francisco Javier y Jesús.

Seguimos intentando alternar géneros y procedencias, autores australianos (Shaun Tan), coreanos, suizos (Peeters) o de Costa de Marfil (Abouet), clásicos como V de Vendetta o más clásicos como Spirit, de Eisner, con autores jóvenes como Zapico, al que coincidiendo con su lectura en el club, le concedían el Premio Nacional de Cómic.

En cuanto a la participación, de lujo. Nadie se corta. Se alternan intervenciones más intuitivas, en especial las de las chicas (Cruz, Ana o Raquel) con otras más profesionales (Raúl); la vehemencia de Luis, que este año no ha podido con todos (es que el colega alterna el cómic con el Quijote y otro club de novela); la búsqueda  del detalle y lectura minuciosa de Ángel, que no deja de sorprendernos, el criterio lúcido y a veces polémico de Lucía o la valoración objetiva y grata de Yolanda o Elicio. De los nuevos, decir que se han integrado a la perfección tanto en la tertulia como en los vinos posteriores de “La Bici”. No puedo acabar sin agradecer el espíritu crítico y exigente de Christian, al que Píldoras azules fue el cómic que más satisfizo.

Bueno, que lo dejamos por ahora, pero con ganas de continuar, y es que (sirva como primicia) ya tenemos preparadas algunas cosas para el año que viene: Calvin y Hobbes, El Incal, Blueberry, El Fotógrafo, Rebétiko …

Y no quiero acabar sin agradecer la paliza que se ha pegado este año Yolanda. Ella ha sido la artífice de marcapáginas, hojas,  la que estuvo pendiente de préstamos y devoluciones a otras bibliotecas, de las biografías de los autores y del calendario. Vamos, que sin ella este club sería un desastre.

Salud. Nos seguimos viendo en la biblioteca o en “La Bici”.

Anuncios

Club Pucelee: Las ciegas hormigas, de Ramiro Pinilla

ciegashormigasUn furioso temporal en la costa cantábrica arroja contra los acantilados de Getxo un barco inglés, cuya carga de carbón se desparrama por las peñas. Todo el pueblo acude por la noche, como una marea humana acuciada por la necesidad, a recoger aquel oro negro que el oleaje y la resaca traen consigo. Sabas Jáuregui es consciente de que no puede dejar pasar la oportunidad y, en medio de la tormenta, arrastra a sus hijos Fermín, Cosme, Bruno e Ismael, y a su cuñado Pedro, a buscar un buen sitio en el acantilado desde donde subir el carbón que tanto necesitan en la cocina del caserío. Cuando a medianoche la tragedia hace su aparición, sólo la tenacidad arrolladora de Sabas, su aplomo ante el infortunio, su implacable severidad, logran empujarlos a todos, entre desgarros y odios, pero también con el apoyo incondicional de Ismael, el menor de sus hijos.

 Ramiro Pinilla (Bilbao, 1923-). Durante un tiempo compaginó su trabajó en la marina mercante y en una fábrica de gas de Bilbao con la escritura. Por las tardes escribía los relatos dorso de una colección de cromos. En 1960 gana el premio Nadal con Las ciegas hormigas, y fue despedido de la redacción de los cromos con el pretexto de no dedicarse en exclusiva a esa tarea. Se recluye en el campo de Guetxo, donde localiza sus obras, y comienza a publicar en Libropueblo, una pequeña editorial fundada por él mismo y que sólo distribuye en Bilbao y a precio de coste. Fue finalista del premio Planeta en 1972 con Seno. En 2004, Tusquets recupera a este autor y lo da a conocer al gran público con la trilogía Verdes valles, colinas rojas. Pinilla refleja en sus obras el mundo de los obreros emigrados al País Vasco y el impacto social de este fenómeno, aunque también es un excelente escritor de género policíaco. Pertenece a la corriente literaria renovadora de los años 60 y es uno de los escritores vascos más importantes.

Club RatoporLibro: Matar a un ruiseñor, de Nelle Harper Lee

Matar a un ruiseñor

Matar a un ruiseñor

Jean Louise Finch evoca una época de su infancia en Alabama, cuando su padre, Atticus, decidió defender ante los tribunales a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. Matar a un ruiseñor muestra una comunidad dominada por los prejuicios raciales, la desconfianza hacia lo diferente, la rigidez de los vínculos familiares y vecinales. Y con un sistema judicial sin apenas garantías para la población negra.

Nelle Harper Lee (Monroeville, Alabama, 28 de abril de 1926), escritora estadounidense. Estudió Derecho en Alabama hasta 1949. Por motivos de trabajo se trasladó a Nueva York, para trabajar en una compañía aérea, dónde publicó su única novela Matar a un ruiseñor, con la que ganó el premio Pulizer en 1960.

Después del éxito conseguido la escritora no concede entrevistas y evita hacer apariciones públicas.

Club Marcapáginas: El barón rampante, de Italo Calvino

elbaronrampanteCuando tenía doce años, Cosimo Piovasco, barón de Rondó, en un gesto de rebelión contra la tiranía familiar, se encaramó a una encina del jardín de la casa paterna. Ese mismo día, el 15 de junio de 1767, encontró a la hija de los marqueses de Ondarivia y le anunció su propósito de no bajar nunca de los árboles. Desde entonces y hasta el final de su vida, Cosimo permanece fiel a una disciplina que él mismo se ha impuesto. La acción fantástica transcurre en las postrimerías del siglo XVIII y en los albores del XIX. Cosimo participa tanto en la revolución francesa como en las invasiones napoleónicas, pero sin abandonar nunca esa distancia necesaria que le permite estar dentro y fuera de las cosas al mismo tiempo.

Italo Calvino. Nació en 1923 en Santiago de las Vegas (Cuba). A los dos años la familia regresó a Italia para instalarse en San Remo (Liguria). Publicó su primera novela animado por Cesare Pavese, quien le introdujo en la prestigiosa editorial Einaudi. Allí desempeñaría una importante labor como editor. De 1967 a 1980 vivió en París. Murió en 1985 en Siena, cerca de su casa de vacaciones, mientras escribía Seis propuestas para el próximo milenio.
Con la lúcida mirada que le convirtió en uno de los escritores más destacados del siglo XX, Calvino indaga en el presente a través de sus propias experiencias en la Resistencia, en la posguerra o desde una observación incisiva del mundo contemporáneo; trata el pasado como una genealogía fabulada del hombre actual y convierte en espacios narrativos la literatura, la ciencia y la utopía.

Club Pucelee: Hasta que me orinen los perros, de Fernando Ampuero

hasta-que-me-orinen-los-perros-Alberto y Rosa viven en un humilde barrio en los cerros que rodean la ciudad de Lima. No atraviesan un buen momento económico y a Alberto, que se gana la vida como taxista, acaban de robarle el coche. En su intento por salir del aprieto pide ayuda a Raimundo, otro taxista del que ha oído decir que participa de un singular negocio paralelo: recoger pasajeros borrachos, esperar a que se duerman en el trayecto y entregarlos con sus pertenencias a distintos grupos de ladrones a cambio de una comisión. La desenvoltura y prudencia de Alberto pronto le granjean el respeto de los compañeros implicados en el negocio, hasta el punto de que su liderazgo rivaliza con el de Raimundo. Sus ingresos extraordinarios han resuelto el problema económico y le han permitido hacerse con otro vehículo, pero despiertan la suspicacia de Rosa, su esposa, una honesta y esforzada mujer policía que trata de medrar en la jerarquía del cuerpo. Aprovechando una estancia de Raimundo en el hospital (el hermano de una de sus víctimas ha dado con el taxista y le ha propinado una paliza), Alberto reestructura el negocio: alquila un local y propone al grupo hacerse cargo del circuito completo, asumir el «desvalijado» de las víctimas.

Fernando Ampuero (Lima 1949) Escritor y periodista peruano. Ha desempeñado su labor periodística en distintos diarios y revistas de su país, así como en algún canal de televisión.  Reside en el distrito limeño de Miraflores, amenazado por los narcos aunque sin perder su vitalidad y su buen humor.

 Comenzó su carrera literaria en los años setenta con el libro de cuentos Paren el mundo que acá me bajo. Considera el cuento literario como el género por excelencia y es en él donde se encuentra más cómodo. Sus dos referentes literarios en este sentido son la Biblia y Los cuentos de las mil y una noches.

Su paso por el periodismo le acercó a la literatura y le ayudó a despojar su lenguaje de cualquier ornato, buscando ”poesía en la sencillez”.