Club RatoporLibro: La Regenta, de Leopoldo Alas “Clarín”

la regentaLa Regenta pasa por ser la más rica y compleja novela española del siglo XIX. Leopoldo Alas, `Clarín`, sabe trazar un pormenorizado retrato de una ciudad de provincias, Vetusta, que, anclada en el más rancio pasado, es incapaz de prosperar a fuerza de bañarse en sus propias carencias. Junto a la ciudad, sus habitantes, comparsas de un teatro de apariencias en el que nada es lo que parece. Entre ellos, Ana Ozores y el Magistral, espíritus controvertidos que, creyéndose superiores al resto de sus paisanos, acabarán por caer en su mismo lodo.
La obra, exponente máximo del espíritu decadente finisecular, sigue siendo fuente de numerosos estudios y de las más variadas interpretaciones. Ha sido llevada al cine y a la televisión, lo que sin duda da fe de su vigencia.

 

Leopoldo Alas “Clarín”. Escritor español que usó el seudónimo de Clarín y que debe su fama a una única novela considerada como la mejor novela española del siglo XIX: La Regenta. Nació en Zamora y pasó su infancia en León y Guadalajara debido al cargo de gobernador civil que por entonces desempeñaba su padre. Cursó su bachillerato en Oviedo (Asturias) y después se marchó a Madrid a estudiar Derecho, y allí entró en contacto con la vida literaria y artística.
La Regenta, su obra cumbre, tiene como tema central el adulterio, tratado de una manera como jamás antes se había hecho en la literatura española. El realismo europeo había desarrollado un argumento semejante como Madame Bovary del francés Gustave Flaubert, Ana Karénina del ruso León Tolstoi, El Primo Basilio del portugués Eça de Queirós e incluso Los pazos de Ulloa de Emilia Pardo Bazán.
Anuncios

3 pensamientos en “Club RatoporLibro: La Regenta, de Leopoldo Alas “Clarín”

  1. Sublime, extraordinaria, soberbia, y podría seguir hasta el infinito. La misma sensación que me produjo la primera lectura, hace ya unos cuantos años, se ha vuelto a repetir. La Regenta, cuya historia bien podría haber permanecido clasificada en el más puro estilo folletinesco, gracias a la magistral pluma de Clarín, es elevada a la cima de la novela clásica. El retrato psicológico y físico de cada personaje es profundo y esclarecedor, cada detalle cuenta, nada sobra ni falta nada. Todos, incluso los secundarios son descritos al detalle.
    Es una novela para todos los públicos, en la cual encontramos desde personajes un poco quijotescos, como Quintanar, hasta personajes vulgares y sórdidos, como los sirvientes o Celedonio y Bismark. La hipocresía y el oscurantismo, están encarnados por la nobleza, el clero y la burguesía.
    Los estados de ánimo de cada personaje se ponen de manifiesto sin pudor, ejerciendo una considerable influencia en el lector, gracias al profundo conocimiento que el autor tiene de los mismos.
    El ser una novela principalmente psicológica, permite a su autor una cierta neutralidad con sus personajes, no decantándose por ninguno de ellos, ya que la crítica es para todos por igual, nobleza, clero, burguesía y clases bajas.
    Es inevitable, por otra parte, no establecer comparaciones entre Madame Bovary y Ana Ozores, las dos influenciadas por las lecturas y la educación recibida; y las dos divididas entre sus ideales de vida y la realidad que viven, bien diferente a la que hubieran deseado vivir.
    Literatura y realidad se confunden y se utilizan en beneficio de los personajes principales, que literaturizan su vida para la consecución de sus fines. Sin embargo, todo ello es superado y borrado por la cruel realidad, que finalmente se impone.
    Uno de mis capítulos favoritos es el I, donde se nos hace una magistral presentación de Vetusta. Descripción desde lo más bajo a lo más alto, el campanario, donde paradójicamente, se encuentra lo más bajo. Presenciamos un ascenso físico pero no espiritual. Ya que las alturas dan cobijo a una moral infecta.
    Allí, Fermín De Pas, el Magistral, espía con su catalejo la ciudad adormecida. El cazador acecha su presa.
    La catedral será el principio y final de la novela. Ascenso y caída. Con el Magistral y Celedonio, personaje de baja estofa y personificación del mal, abriendo y cerrando el telón.
    Hay una conexión entre todos los personajes y nos van llevando de uno a otro, muy hábilmente, hasta completar todo el cuadro.
    Una sociedad decadente y unos personajes, limitados por su educación, sus creencias, su torpeza o su vanidad. Al final, siempre la vanidad que es el motor que hace girar el mundo o que lo hunde definitivamente.
    Qué más puedo decir? creo que es evidente que estoy encantada y fascinada por ésta novela.

  2. lectura muy gozosa, un autor magistral y habil,( me pregunto que opinaria Clarin de las mujeres) me gustaba Ana antes de que el magistral la manipulara,pero ahora cuando por fin esta en brazos de Alvaro ¡va y se desmaya! la apretaria el corse? vaya melindres asi que su infancia no le imprimio caracter,el magistral me es antipatico aunque me da cierta lastima. aun no vislumbro como acabara esto.

  3. Cuanto más me alejo de la lectura de La Regenta más me gusta, es lo que tienen los buenos libros cuánto más tiempo pasa mejor saben. Cuando la lectura está reciente uno se siente abrumado por la cantidad de personajes, de psicologías, de detalles, pero cuando te vas alejando se desdibujan los secundarios, aunque juegan un papel importantísimo y emergen los principales.

    Don Fermín de Pas, el Magistral, subido a la torre de la Catedral, con su catalejo oteando, en el púlpito, predicando, lleno de barrio buscando a Ana, dominado por su madre, su orgullo y vanidad, paseando por el parque, muerto de amor y celos. Un hombre disfrazado con sotana, real, creíble, humano. Sus pecados capitales, la soberbia y la ira.

    Don Álvaro Mesía, un vulgar don Juan, engreído, manipulador, seguro de si mismo, mujeriego, hipócrita y tenaz, sobre todo tenaz; es un guerrero de las mujeres, plantea cada conquista como una batalla y no duda en utilizar espías ni a otras mujeres u hombres para llegar a su objetivo. Hombre vacío y mezquino, que se ríe de todos, sobre todo de los maridos burlados. Se identifica con don Juan Tenorio de Zorrilla y el Burlador de Sevilla. Su pecado capital, la lujuria.

    El marido burlado, Don Víctor Quintanar, amante de los dramas de honor, sobre todo los de Calderón. Marido, padre, protector pero sin apetencias sexuales que hacen de su mujer una persona insatisfecha. Hombre culto e ilustrado, amante de la ciencia y el progreso, de las planta, los inventos, pero que no sabe mirar a su alrededor y ver a su mujer como tal, sino como una hija. Se identifica con los dramas de Calderón y no tiene pecado capital visible, quizá la ceguera.

    La madre del Magistral, Doña Paula, mujer fuerte, hecha a si misma, dominante y práctica, mezquina y sin demasiados escrúpulos. “Mater amatísima”, es capaz de perdonar todo a su hijo pero a costa de envilecer a su entorno. Una dama de hierro, acumuladora de riquezas que quiere dirigir la vida de su hijo, aunque éste se descarría de vez en cuando. Su pecado capital la avaricia y la soberbia.

    La criada de Ana, Petra; mujer interesada y manipuladora, fría y que proveniente de una extracción social baja, ve una posibilidad de ascenso en sus intrigas y no duda en aprovechar sus encantos para conseguir sus objetivos. Consigue a los hombres de la Regenta, su marido, el Magistral y Don Álvaro. Sus pecados capitales, la envidia y la lujuria y su libro de cabecera La Celestina.

    Doña Ana de Ozores de Quintanar, mujer romántica, mística y con tendencia a la exaltación religiosa, solitaria y aburrida de su vida conyugal, deseosa de ser amada.. Hermosa mujer que levanta tantas pasiones por su virtud como por su belleza, tanto el Magistral como Don Álvaro la tienen en su punto de mira; don Juan como trofeo de caza para su colección y don Fermín como ideal sublime de pureza, como hermana mística aunque al final acabe enamorado como cualquier hombre. El que no la presta atención es su marido, ajeno a todo lo que no sean libros.
    La Regenta resiste y conserva su virtud intacta durante casi todo el desarrollo del libro pero debatiéndose entre arrebatos místicos y sus arrebatos carnales.
    Mujer hermosa, de buena sociedad, pero sola y sin hijos, sin amigas íntimas, porque el círculo que la rodea son personas interesadas, Obdulia Fandiño, Visitación, que facilitarán su caída por la envidia que despierta. La Regenta fue criada sin madre y casi sin padre, huérfana de afecto y deseosa de agradar.

    Malcasada, unida a un hombre al que no quiere pero que le conviene, resiste los ataques del libertino pero engañada, y ayudada por todos, se dejará caer en el pozo de la pasión hasta terminar de rodillas en el suelo de la Catedral…

    Su pecado capital no es la lujuria, ni la soberbia, quizá es la candidez y su libro de cabecera serían los libros místicos de Santa Teresa y las novelas románticas, quizá la Madame Bovary peninsular.

    Otro personaje imprescindible, es Vetusta y sus habitantes, un magnífico coro lleno de personajes magistrales, miembros de la buena sociedad y del Casino, los marqueses de Vegallana y su hijo Paco, Obdulia Fandiño, Visitación Olías de Cuervo, Bermúdez; los miembros del Claustro de la Catedral, el obispo don Cayetano, Celedonio, Ripamillán, Glocester, lo paseantes del Espolón, las clases bajas, los descreídos, las doncellas, los amantes de las plantas como Tomas Crespo, alias Frígilis, el único amigo sincero de La Regenta.

    Este magnífico fresco decimonónico está perfectamente diseccionado con mano firme por Clarín, pero no con ánimo de juzgar, sino que lo expone con verosimilitud, por eso se dice que es un representante del Naturalismo. Nos hace ver el alma de los personajes, es un magnífico retrato psicológico colectivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s