Club RatoporLibro: La muerte de Ivan IIich, de León Tolstoi

la muerte de ivan

Iván Ilich es un pequeño burócrata que fue educado en su infancia con el ideal de poder alcanzar un puesto dentro del gobierno del imperio zarista. Poco a poco va logrando sus metas, pero al llegar cerca de la posición que siempre ha soñado, se halla de pronto ante las puertas de la muerte. Entonces se va dando cuenta de que su vida ha estado vacía de sentido y de sentimientos. Comprende que sus cargos, su infancia, su matrimonio y sus amistades están vacíos de todo sentido

León Tolstoi (Liev Nikoláievich Tolstói; Yasnaia Poliana, 1828 – Astapovo, 1910) Su verdadero nombre fue Lev Nikoláyevich Tolstói. Escritor ruso hijo del noble propietario y de la  princesa María Volkonski. Tempranamente huérfano pasó a vivir con dos tías paternas donde recibió educación de tutores franceses y alemanes . En 1843 a los 16 años entra en la Universidad Kazán, donde cursó estudios de lenguas y más tarde leyes. Después de haber intentado mejorar las condiciones de vida de siervos de sus tierras, se metió de lleno en la disipada vida de alta sociedad aristocrática moscovita. En el año 1851 se incorpora al ejército que le sirvió para vivir el ambiente marcial del ejército zarista. Algunas de sus obras más importantes son Los cosacos (1863), Guerra y Paz (1865-1869), Anna Karénina (1875-1877), Confesión (1882), La muerte de Iván Ilich (1886) y Resurrección (1899). Sus obras han sido llevadas al cine y a la televisión en más de un centenar de ocasiones, siendo uno de los autores más adaptados de todos los tiempos.

Anuncios

2 pensamientos en “Club RatoporLibro: La muerte de Ivan IIich, de León Tolstoi

  1. de entrada el muerto al hoyo y el vivo al bollo, de seguido cumplir los convencionalismos,santiguarse,medio inclinarse no saber como actuar(descrito fielmente),descripcion del cuerpo acertadisima; se rompe el orden del dia,el alivio de no ser uno mismo el temor de cuando nos llegue,la logica deKiezewetter;aqui comparo la actitud de Ivan, con la de el de la sonrisa etrusca que pone nombre a su mal(la rusca).Ilich desea la muerte para cesar el dolor pero al momento prefiere el dolor;rechazo aceptacion.como prepararse para ese momento al que nos dirigimos? la religion ,¿consuelo?. ¡¡¡¡ vaya si siento no escuchar las opiniones del resto!!!!!!!!!!!!PD escribo aqui, no esta el libro en” rato por libro”

  2. Casi cien páginas le bastaron a Leon Tolstoi para dejar negro sobre blanco una ‘pintura’ sobre la interioridad humana hecha con palabras. Tengo que decir que la lectura de esta obra, La muerte de Ivan Illich, me ha generado muchísimos sentimientos, algunos contradictorios, y otros tantos interrogantes existenciales que aún hoy, con el reposo de los días que han transcurrido desde que acabé de leerlo, siguen presentes en mi mente.

    Una estructura perfecta que comienza con todo lo que envuelve al muerto, el exterior, la escenografía de un funeral, esos vivos que ‘pululan’ alrededor del difunto con sus pensamientos de vivos chocan con la atmósfera lúgubre que es en sí mismo un evento de este tipo y que, Tolstoi dibuja magistralmente casi como si llevara una cámara de cine al hombro. Seguidamente asistimos al repaso de la vida de Ivan, su matrimonio, el ascenso profesional y demás florituras enmarcadas en ese decoro que tan a rajatabla abanderó Illich durante su vida con la convicción absoluta de caminar por la senda correcta y es que las convenciones sociales pesan mucho.

    El recorrido interior del personaje es descrito de una forma excelente y natural. Illich vivía feliz en su ‘isla’ fortificada en el egoísmo porque, para mí, durante toda su vida, hace y deshace en función de su perspectiva y su forma de entender la vida. Antepone el trabajo porque el matrimonio no es lo que se había imaginado y establece una barrera abismal entre él mismo y la familia, eso sí, sin perder de vista las formas y el decoro.

    Luego llega la enfermedad, el dolor, las reflexiones interiores de Illich y la actitud de la familia con la mentira omnipresente. La negación de la muerte y de Dios van dejando paso a un sentimiento de soledad que inunda los días de agonía de Ivan pero que, a su vez, es imprescindible para hacer ese ejercicio de reflexión sobre su paso por la vida. El momento culmen para mí llega con las conversaciones con su alma cuando surgen de forma incómoda esas preguntas sin respuesta para desembocar en la concienciación de la muerte como algo inevitable pero que, tras ese peregrinaje interior con el alma, ya la muerte viene acompañada de luz.

    Un final con tintes de esperanza que toca muy de cerca las convicciones religiosas, algo que no me esperaba de un autor ruso, y que me ha fascinado por la forma en que describe la interioridad de la condición humana. Me quedo con una frase en la que alude a la vida como esa cuesta en la que vas alcanzando tus metas y superando los obstáculos de la vida pero que por los pies se escapa la vida sin demora.

    He publicado este comentario en mi blog: http://cristinagonzaleznavas.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s