Club CÓMIC: Donde dije Diego, de Ginés Martínez

Es una semblanza en homenaje a Diego Lara (Madrid, 1946-1990), excepcional diseñador gráfico y artista proscrito. El proyecto pone en viñetas algunas de sus anécdotas, poemas y escritos, sin tratar de ser fiel al original sino a algunas especulaciones sobre su figura como personaje de ficción. Una especie de novela gráfica confesional a partir de dimes y diretes que dijo o podría haber dicho el mismísimo Lara.

Ginés Martínez nacido en Valladolid (1972). Músico, dibujante, diseñador y artista callejero. Ha publicado algunas semblanzas de artistas como la de Diego Lara.
Autor de los dibujos de la revista Menú del día y de los libros rostizados, Hombres de aire o Guernika. Ha formado parte como batería de diversos grupos como Substitutos, Cooper o Los Beat de Paul Collins. Asimismo ha participado con sus dibujos en el vídeo musical Guía del oyente.

Anuncios

Club JUVENIL: Músicas del mundo. Mundovisión (CD)

En esta ocasión, nos acercamos a las músicas del mundo, con la intención de abrir nuestros sentidos y sensibilidad a nuevos sonidos, descubrir mínimamente el enorme y variado patrimonio musical de las distintas culturas, y aprender a disfrutar de este arte que traspasa fronteras.

Al disco acompaña un dossier con una breve información del país o el estilo musical de que se trata en cada caso, así como del intérprete y la canción seleccionados, con las letras en el idioma original y su traducción, siempre que ha sido posible. (Nota: Las reproducciones se ajustan al uso permitido por la legislación de propiedad intelectual).

Además haremos un concurso, puntuando cada canción, para ver cuáles nos han gustado más.

EUROPA

  1. Francia: Edith Piaf:  “Sous le ciel de Paris”
  2. Italia: Anónima: “Bella Ciao”
  3. Portugal (fado):  Mísia:  “Fado do retorno I”
  4. Irlanda: Sharon Sahnnon: “Glentown”
  5. Música klezmer: Ensemble Kasbek: “Oy Piydu Ya”
  6. Grecia: Mikis Theodorakis: “Of the little northwind”
  7. España: Imperio Argentina: “Falsa moneda”

ASIA

  1. Turquía: Omar Faruk Tekbilek con Steve Shehan:   “Gardener”
  2. China:  Anónima:  “Cometa voladora”
  3.  India: Asha Bhosle: “Neeyat-E-Shauq”

ÁFRICA

  1. Senegal:  Ismaël Lo:   “Jammu Africa”
  2. Malí:  Salif Keita:   “Folon”
  3. Cabo Verde: Cesaria Evora: “Africa Nossa”

AMÉRICA

  1. Argentina (tango): Carlos Gardel: “Alma en pena”
  2. Brasil (bossa nova): Astrud Gilberto:  “A felicidade”
  3. Cuba (son cubano): Buena vista Social Club: “El cuarto de Tula”
  4. Estados Unidos (música cajún): Steve Riley and the Mamou Playboys: “The corner post”
  5. Méjico (corrido): Los tigres del norte: “Le compré la muerte a mi hijo”

Club 12enPunto: Querido Miguel, de Natalia Ginzburg

Este libro nos presenta la historia de un hijo perdido, Miguel, que abandonó de joven su familia, que se casó en un país lejano y que, tras una vida poco ordenada, murió en otro país lejano en circunstancias poco claras. Su madre podrá llorarlo, pero no entender sus secretos. Retomando una vieja forma narrativa, la novela epistolar, Natalia Ginzburg enhebra con maestría asuntos nucleares de su quehacer literario: la relación entre generaciones y la proximidad y lejanía de lo humano. Si bien esta novela se sitúa bajo el signo de la dispersión de los sentimientos y de su incomunicabilidad, apunta, por encima de todo, a la soledad esencial y su vacío.

Natalia Ginzburg de nombre Natalia Levi (nace el 14 de julio de 1916 en Palermo) estudió Letras en la Universidad de Turín, estudios que no finalizó. Publicó su primer relato en la revista Solaria, a los dieciocho años, escribiendo también en otras revistas. En 1938 se casó con Leone Ginzburg, de quien tomó el apellido, militante de Giustizia e Libertá, y director de la Editorial Einaudi. Sufrieron persecuciones y fueron confinados en un pequeño pueblo, del que escaparon a Roma, y en 1943, su marido fue detenido y asesinado. Tras esto, trabajó para la Editorial Einaudi para ganarse la vida. En 1950 contrajo segundas nupcias y marchó a vivir a Roma, donde fijó residencia, comenzando su etapa más productiva literariamente. Años más tarde fue diputada durante dos legislaturas por el Partido Comunista Italiano, no dejando de escribir hasta su muerte.

Club RATOPORLIBRO: El quinto en discordia, de Robertson Davies

Alrededor de la misteriosa muerte del magnate canadiense Boy Staunton se teje la trama de esta novela. La narración corre a cargo de Dunstan Ramsay, amigo desde la infancia de Staunton, quien al intentar aclarar las circunstancias de su muerte no tendrá más remedio que enfrentarse al relato de su propia vida. Desde el principio de la historia, Ramsay ejerce una influencia mística y no del todo inocua en cuantos le rodean: acciones en apariencia inocentes -una pelea con bolas de nieve o el aprendizaje de trucos de cartas- se revelarán como acontecimientos decisivos en las vidas de otros.

Robertson Davies (Thomasville, Ontario 1913-1995) murió siendo un escritor mundialmente famoso y uno de los autores canadienses más importantes. Tras licenciarse en Literatura en Oxford, trabajó como actor en la Old Vic Repertory Company, donde conoció a la que más tarde sería su esposa. En 1940 regresa a Canadá para dedicarse con éxito al periodismo y a escribir comedias; su columna humorística, firmada con el seudónimo de Samuel Marchbanks, tuvo un éxito inmediato y algunas de sus obras de teatro –que él mismo produjo– fueron muy aclamadas. A comienzos de los años cincuenta publica la primera de sus once novelas, organizadas en trilogías, que lo harían mundialmente famoso: la Trilogía Salterton: A merced de la tempestad (1951), Levadura de malicia (1954) y A Mixture of Frailties (1958); la Trilogía Deptford: El quinto en discordia (1970), Mantícora (1972) y El mundo de los prodigios (1975); la Trilogía de Cornish: Ángeles rebeldes (1981), Lo que arraiga en el hueso (1985) y La lira de Orfeo (1988); y la inacabada Trilogía de Toronto. En los años sesenta abandonará progresivamente el periodismo y comenzará a enseñar literatura en la Universidad de Toronto, actividad que compaginará con la escritura hasta su jubilación.

Además de novelas, Davies es autor de una treintena de libros entre cuentos, obras de teatro, crítica literaria y recopilaciones de artículos.

Club POESÍA: Arden las pérdidas, Antonio Gamoneda

“Hay una astilla de luz en la apariencia de la eternidad, hemos lamido, casi amándolas, membranas invisibles, no hay más que invierno en las ramas inmóviles, y todos los signos están vacíos”.

Poeta personalísimo, Antonio Gamoneda ha ido demostrando en cada libro su propósito de adentrarse en territorios que bordean los límites de la experiencia, que se sitúan en esa zona sólo inteligible desde el lenguaje poético, capaz de convertir los enigmas en realidades comprensibles

Antonio Gamoneda nació en Oviedo en 1931, pero reside en León desde 1934. Aunque por su edad tendría que ser incluido en la generación del 50, su poesía se aparta de las temas y tonos dominantes de ésta y abre caminos nuevos, que la crítica ha vinculado a nombres fundamentales de la tradición francesa como Arthur Rimbaud, Tristan Tzara, Saint-John Perse o René Char. Entre sus obras figuran Sublevación inmóvil, Blues castellano, Descripción de la mentira, Lápidas, ¿Tú? —en colaboración con Antoni Tàpies— y la antología Sólo luz, preparada por él mismo. En 1987 recogió en Edad la mayoría de sus poemas, revisados, y en ocasiones reescritos, para la ocasión. Luego vendrían Libro del frío (1992) y Libro de los venenos (1995), que obtuvieron un extraordinario eco crítico. En El cuerpo de los símbolos (1997) recogió sus textos relacionados con la tarea creadora y el arte.