Club JUVENIL: La melancólica muerte de Chico Ostra, de Tim Burton

Quienes de verdad lo amamos
lo llamamos siempre Max.
Chico tóxico, en cambio,
lo apodaban los demás.

Inhalaba Chico Tóxico
humo, asbestos y amoniaco.
Para él era oxígeno
Todo lo cancerígeno…

 

Con la habitual mezcla de humor, ternura, truculencia e imaginación de su autor, este libro te divertirá, te horrorizará, te sorprenderá y hará que no te olvides nunca del Chico Mancha,la Chica Vudú, Desperdicia, Ojos de clavo, y otros tantos personajes encantadores. Además podrás practicar tu inglés con la versión original, al final del libro.

Tim Burton nació en 1958 en Burbank, California. Es el director de películas tan conocidas como Pesadilla antes de Navidad, Charlie y la fábrica de chocolate, Eduardo manostijeras, Sleepy Hollow, Batmano, o La novia cadáver. Todas sus obras se caracterizan por una cuidada y muy personal estética, con figuras negras, muy alargadas o muy redondas, ojerosas, y a menudo inadaptadas. Personajes ingenuos y entusiastas que parecen proponerse con la mejor intención lo que nadie desea que se propongan, tétricos sin ser conscientes de ello. Se le reconocen influencias de la literatura gótica o de terror del siglo XIX y el cine en blanco y negro de los años 20 y 30.

Anuncios

2 pensamientos en “Club JUVENIL: La melancólica muerte de Chico Ostra, de Tim Burton

  1. Personajes inocentes que mueren por error (como Desperdicia, Carboncillo o el chico Tóxico), que parece que dan miedo, pero en realidad es a ellos a quienes parten con un palo (el chico Momia), sufren solo con que alguien se les acerque (la chica Vudú) o viven destinos trágicos (chico Ostra o chico Ancla) y maldiciones que se repiten una y otra vez, como en la mitología, aunque con motivos mucho más cotidianos y ridículos (chico Mancha). Es difícil decidir cuál de todos ellos da más pena… ¿tú qué opinas?

  2. Personajes inocentes que mueren por error (como Desperdicia, Carboncillo o el chico Tóxico), que parece que dan miedo, pero en realidad es a ellos a quienes parten con un palo (el chico Momia), sufren solo con que alguien se les acerque (la chica Vudú) o viven destinos trágicos (chico Ostra o chico Ancla) y maldiciones que se repiten una y otra vez, como en la mitología, aunque con motivos mucho más cotidianos y ridículos (chico Mancha). Es difícil decidir cuál de todos ellos da más pena…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s