Club 12enPunto: Arrugas, de Paco Roca

Emilio ha pasado de los setenta años y empieza a tener pérdidas de memoria. Su carácter se ha vuelto impredecible e irritable, por lo que sus hijos lo ingresan en una residencia de mayores. Allí comparte cuarto con Miguel, un jubilado pillo y socarrón que se divierte como puede a costa de los demás inquilinos. La rutina de su vida se rompe cuando Emilio descubre que su dolencia es el Alzheimer, y que pronto no podrá valerse por sí mismo. Pero Miguel no quiere darse por vencido y traza un plan para engañar a los médicos para evitar que se lleven a Emilio a la planta de impedidos.

Paco Roca (Francisco Martínez Roca Valencia, 1969) es un dibujante e ilustrador conocido sobretodo por su novela gráfica Arrugas, con la que ha cosechado en España un apabullante éxito de crítica en España (incluyendo los principales premios del sector: Premio Nacional de Cómic y Mejor Obra y Mejor Guión en el Salón del Cómic de Barcelona) y ventas (más 20.000 ejemplares vendidos). Roca comenzó publicando historietas para Ediciones La Cúpula (en las revistas El Víbora y Kiss Comix, y un par de comic-books) y desde hace unos años trabaja directamente para el mercado francés, para el que ha producido un álbum y tres novelas gráficas. En 2010 da un giro a su carrera y publica una novela gráfica realizada directamente para el mercado español, El invierno del dibujante, con gran éxito de público y crítica.

Anuncios

4 pensamientos en “Club 12enPunto: Arrugas, de Paco Roca

  1. Recuerdo la frase final de la película esplendor en la hierba
    “Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello que me deslumbraba. Aunque ya nada pueda devolverme las horas de esplendor en la hierba, de la gloria en las flores, no debemos afligirnos, pues siempre, la belleza subsiste en el recuerdo”.
    Subsiste en el recuerdo de la juventud de los tiempos pasados y eso implica vivir del recuerdo el resto de la vida. Quizá perder la memoria sea lo mejor, así no te das cuenta del atropello a tu dignidad
    En la época en que la mujer no trabajaba fuera de casa, la familia estaba formada por numerosas personas: abuelos, hermanos solteros, tíos… Siempre había alguien que podía atender al enfermo en casa. En la época en que vivimos, todo el mundo trabaja fuera y no hay nadie en casa para atender a nadie. No sólo a los viejos sino también a los niños. Éstos se aparcan en las guarderías y los viejos en las residencias.
    No estoy en contra de la independencia de la mujer pero ese es el precio que hay que pagar. Si estamos de acuerdo, y, parece que sí; sigamos así pero no nos quejemos de que la familia como célula de la sociedad desaparezca. Ya sabes lo que te espera, seas hombre o mujer.
    En EEUU ya va cambiando la forma de pensar de las mujeres. Leed: “Los siete mitos de la madre trabajadora” de Suzanne Venker. Ella dice que los grandes perjudicados del estilo de vida contemporáneo son los niños. Yo añado que también son los “mayores”. El libro está en la biblioteca pero paso un enlace para que leáis una introdución: http://inventandoelhogar.blogspot.com/2011/02/suzanne-venker-los-7-mitos-de-las.html

    Por otra parte, no entiendo por qué se le llama a esta forma de narrar “comic” de cómico no tiene nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s